domingo, 21 de diciembre de 2014

El rey del kitsch en el arte

Federico Klemm nació en 1942 en la República Checa, único hijo de un industrial alemán y una madre checoslovaca que se mudaron a Buenos Aires en 1948.
Desde adolescente se inclina por el arte: a los 14, realizó estudios sobre la obra de Toulouse-LautrecPicassoVan Gogh y pintores argentinos y poco después estudió canto lírico con Ruzena Horakova y arte dramático con Marcelo Lavalle, completando su formación plástica con Mildred Burton
En 1977, en plena dictadura militar (1976-1983), un grupo de militares lo ataca en la calle, y lo arrastra por los cabellos hasta arrancarle el cuero cabelludo, que nunca se recuperó completamente, obligándolo a utilizar una peluca hasta el fin de sus días.
En los años ochenta participó en varias performances
Famoso por sus retratos de personajes públicos, donde la belleza, el poder y el glamour fueron el símbolo aglutinante, Klemm tuvo una alta exposición pública y mediática a partir de los años noventa, mientras que en silencio desarrolló un trabajo de mecenas del arte, desconocido por el gran público.
Abre su galería de arte en 1992 en las calles Marcelo T. de Alvear y Florida de Buenos Aires. En 1995, creó en esta misma sede la "Fundación Federico Jorge Klemm"; en el acto inaugural enunció con claridad sus propósitos: “Nuestro principal esfuerzo va dirigido hacia la proyección global del arte contemporáneo en la Argentina, dentro de una época de crisis de los valores éticos, morales y espirituales, donde se van diluyendo los cánones tradicionales del arte”. ”Dentro de los preceptos esenciales de nuestra fundación está el de promover jóvenes, sobre todo a aquellos que poseen una visión pictórica coincidente con nuestra visión globalizante del arte en función de las necesidades espirituales del hombre”.
La "Fundación Federico Jorge Klemm" se dedica a exhibir de manera permanente la colección de arte moderno y contemporáneo nacional e internacional; a realizar cada año el Premio Federico Jorge Klemm a las Artes Visuales; a presentar exposiciones temporarias; a editar libros y catálogos dedicados a las artes visuales y la teoría del arte contemporáneo; a organizar cursos, seminarios y conferencias sobre los temas propicios de la Fundación, a cargo de destacados especialistas.
Klemm Pasa a ser conocido por el gran público por la conducta provocativa que interpretaba en su programa televisivo El banquete telemático,3 emitido por la señal de cable Canal (Á) y conducido por él junto al crítico y teórico Charlie Espartaco. Desde este, daba difusión de los grandes temas de la historia del arte universal junto a las expresiones más destacadas de la plástica argentina. Estas producciones tuvieron como propósito construir en la sociedad de masas una mirada enriquecida sobre el hecho plástico en general y reflexionar su puesta en valor, en la vida del hombre contemporáneo. Entre los momentos más destacados de este ciclo televisivo, se recuerda aquella vívida descripción vertida durante el capítulo dedicado a la fotografía. Al llegar al fotógrafo gay estadounidense Robert Mapplethorpe (1946-1989), se ve a Klemm parado junto a la foto de una estatua griega. En ese momento, el artista comienza su introducción: "Robert Mapplethorpe reinterpreta los mitos de la Grecia clásica, con sus hombres musculosos y perfectos. Antes [señala a la estatua] era mármol blanco. A partir de Mapplethorpe (aparece una de las fotos del Black Book)... todo es carne negra".
Trabajó en la película La dama regresa (1996) junto a la mítica Isabel Sarli.4
Falleció a los 60 años en el Hospital Alemán de Buenos Aires el 27 de noviembre del 2002, luego de dos semanas de internación a causa de una neumonía.

http://www.youtube.com/watch?v=3S8kHUHsvyg

http://www.youtube.com/watch?v=u20Tdv7QLtg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada